Archive for October, 2009

Cómo denunciar un caso de abuso o negligencia hacia personas mayores en New Jersey

Presentar un informe en el estado de New Jersey reportando algún caso de negligencia en el cuidado de personas mayores, es el primer paso que se debe dar para establecer una demanda por abuso o maltrato.
El proceso es bastante sencillo y extremadamente útil si usted está considerando tomar acciones legales en contra de la institución que tiene a esta persona a su cargo.

¿Qué debo hacer?

Si usted se pone en contacto telefónicamente con el Department of Health and Senior Services de New Jersey, uno de sus representantes le orientará y registrará cualquier problema o inconveniente que usted esté teniendo con la residencia en cuestión. Basado en su información, un investigador será enviado a la misma en menos de 10 días para atender su demanda.
Entonces, este investigador revisará el historial de los pacientes, se entrevistará con otros residentes y observará las condiciones generales en la que se desarrolla el día a día. Luego de hacer las averiguaciones pertinentes, presentará un informe en el que calificará el cuidado impartido en este centro como deficiente o no deficiente, de acuerdo a las leyes estatales/federales vigentes.

¿Presentar un informe ayuda legalmente al caso?

Un informe emitido por el Estado detallando el caso de abuso o negligencia que ha experimentado alguno de sus seres queridos, es una pieza fundamental y de alta credibilidad que no hace otra cosa sino reforzar su demanda legal.
Este reporte también puede servir para revelar detalles preliminares del caso que la misma familia desconocía en el momento que interpuso la demanda.

Contacte al Department of Health And Senior Services de New Jersey

Para registrar un informe, llame al número 1(800) 792-9770.
Siga las indicaciones y presione (1) para emitir una queja en contra de un hospital, residencia o centro especializado en el cuidado de personas mayores.

Enlaces de utilidad:

Escaras – Maltrato en el Cuidado de Personas Mayores
Maltrato y Negligencia en el Cuidado de Personas Mayores

Si usted cree que ha sido dado de alta inoportunamente, sepa cómo presentar una apelación ante Medicare

Si usted cree que un paciente acogido al Medicare (programa de seguro de salud del gobierno de los Estados Unidos para personas mayores de 65 años) ha sido dado de alta inoportunamente en un hospital o en una residencia, debe seguir el siguiente procedimiento sugerido por el Departamento de Servicios públicos y de Salud (Department of Health and Human Services) para apelar esa decisión:

Pasos para apelar el haber sido dado de alta:

Paso 1: usted debe ponerse en contacto con la QIO (Quality Improvement Organization) antes de la fecha designada para ser dado de alta y de abandonar las instalaciones del centro. Si usted hace esto, no tendrá que pagar ni un centavo por los servicios que reciba mientras dure la apelación (excepto pagos compartidos y deducibles).

Esta es la información de contacto del QIO: (800) 624-4557 o tty (teléfono de texto para personas con problemas de audición y del habla) 1-(877) 486-2048.
Puede llenar una solicitud de apelación cualquier día de la semana. Una vez que haya hablado con alguien o dejado un mensaje, sabrá que el proceso de apelación ha comenzado.
Si necesita ayuda para contactar a la QIO, pídala en el mismo hospital.

Paso 2: usted recibirá un aviso detallado de parte del hospital, plan de Medicare u otro seguro de salud (si pertenece a alguno) en el que se le explica las razones por las que ellos creen que usted está listo para ser dado de alta.

Paso 3: la QIO (Quality Improvement Organization) le preguntará su opinión al respecto: Usted -o su representante- necesitará estar disponible para hablar con ellos en caso de que se lo soliciten.
Usted o su representante pueden entregar una declaración escrita a esta organización, aunque esto último no es obligatorio.

Paso 4: la QIO revisará sus historiales médicos y cualquier otra información sobre su caso que le parezca relevante.

Paso 5: la QIO le notificará de su decisión al siguiente día de haber recibido toda la información necesaria.

Si se encuentra que usted no está listo para ser dado de alta, el Medicare continuará cubriendo los servicios que el hospital le brinda.
Si se encuentra que usted sí está listo para ser dado de alta, el Medicare continuará cubriendo los servicios que le brinda el hospital hasta las 12:00 p.m. del día siguiente a la comunicación de su veredicto.

Si se pasa del plazo estipulado para apelar, usted todavía tiene derechos:

Todavía puede pedirle a la QIO (Quality Improvement Organization) que efectúe una revisión a su plan de seguros (si usted cuenta con uno); si usted cuenta con un plan de seguro Original Medicare, llame a los teléfonos indicados más arriba; si usted pertenece a otro plan brindado por Medicare, llame a los teléfonos de su plan.
Si usted decidiera quedarse más tiempo en el hospital, éste puede cobrarle por cualquier servicio que le sea brindado después de la fecha estipulada para que sea dado de alta.

Enlaces de utilidad:

Abogado de New Jersey especializado en Negligencia Médica

El 25% de las residencias no aprueban la revisión trimestral

A mediados del mes de diciembre, el gobierno federal dio a conocer un nuevo sistema de medición utilizado para ayudar a los ciudadanos a averiguar la calidad de atención que reciben sus familiares en el centro a cargo de su cuidado.
Este sistema resultó de mucha utilidad, pues gracias a él la ciudadanía tiende cada vez más a tomar decisiones acertadas en lo que concierne a la elección de la institución en la que residirán sus seres queridos.

Bajo este nuevo sistema, una calificación de 5 estrellas significa que las condiciones de una residencia están “muy por encima del promedio”; 4 estrellas indica que están “encima del promedio”; 3 estrellas denota que están “en el promedio”; 2 estrellas quiere decir que están “por debajo del promedio”; y 1 estrella advierte que están “muy por debajo del promedio”: las calificaciones asignadas son actualizadas trimestralmente.
El Senador Herb Kohl de Wisconsin aseveró que este nuevo procedimiento ayudará enormemente a promover la transparencia, algo que “es clave cuando se trata de la calidad de una institución”.

Desafortunadamente, junto con el progreso en la toma correcta de decisiones a la hora de pensar en una residencia para nuestros seres queridos, también resulta inquietante enterarse de que casi un 25% de la totalidad de instituciones similares del país han recibido la calificación más baja otorgada por el gobierno federal: 1 de 5 estrellas.
El hecho de haber obtenido un resultado tan bajo tiene mucho que ver con el alto porcentaje de pacientes que desarrollaron escaras o llagas de presión en sus primeros 90 días de internamiento, y con el número de residentes cuya capacidad de movilidad empeoró sensiblemente luego de ser admitidos.

Y es que cuando estos centros no cuentan con el personal suficiente, están saturados, o las personas contratadas no están bien entrenadas, los resultados pueden ser catastróficos. En aquellas situaciones donde no se le presta suficiente atención al paciente, las escaras o llagas de presión y la disminución de la capacidad de movilidad no se hacen esperar.
Cuando se trata de proteger a sus seres queridos, le pedimos que ponga toda su atención en este sistema federal de calificación.

Alice Hedt del Insititute for Nursing Home Reform afirma lo siguiente:

Nuestra primera recomendación para los clientes probablemente sería que deben evitar internar a sus familiares en cualquier residencia calificada con 1 ó 2 estrellas, e incluso con 3 estrellas, a no ser que la persona en la que ellos confían pueda convencerles de que este ranking no se ajusta a la realidad o no significa nada.

Sin embargo, este sistema de calificación por sí solo no resulta suficiente para escoger la institución más segura. Al respecto, la Sra. Hedt añade que “nada debería sustituir el hecho de tener que visitar una residencia en repetidas ocasiones antes de tomar una decisión”.

Si usted se encuentra en proceso de encontrar una institución que se haga cargo del cuidado de un familiar, le recordamos que preste mucha atención a este sistema federal de calificación.
Ahora bien, si usted ya tiene un ser querido en alguna residencia, no olvide que debe ir a visitarlo y revisar cómo van las cosas constantemente: las escaras o llagas de presión son lesiones que pueden poner en riesgo hasta su vida.

Si alguno de sus familiares presenta este tipo de complicaciones cutáneas debido a la falta de cuidado por parte del personal, contacte inmediatamente a un abogado para remediar la situación lo antes posible.

Enlaces de utilidad:

Profesionales en Casos de Escaras o Llagas de Presión

Willow Crest Manor es clausurado por el Departamento de Obras Públicas

Los residentes de Philadelphia y de Willow Grove quedaron horrorizados al enterarse de que su centro de cuidado al adulto mayor, Willow Crest Manor, iba a ser cerrado por el Departamento de Obras Públicas: esta decisión fue tomada luego de que las investigaciones realizadas revelaran dos casos de muerte sospechosa, flagrante negligencia médica y violaciones masivas de los estatutos legales.

Esta lista de violaciones atroces incluía la administración de medicamentos adulterados con posterioridad a su fecha de vencimiento, la distribución de medicinas a los clientes por medio de empleados sin licencia ni entrenamiento, y el uso de drogas prescritas sin el consentimiento de un doctor.

El DPW (Departamento de Obras Públicas) encontró que no se guardaba ningún registro de las medicinas administradas a los residentes, situación que a menudo se traducía en un empeoramiento generalizado debido a sobredosis o dosis insuficientes con respecto a las recomendadas por los médicos.
El testimonio de una paciente señala que, luego de pedir al staff que le administrara insulina, éste se negó a hacerlo obligándole a inyectársela ella misma mientras nadie la veía.

Las muertes de una mujer de 49 y de un hombre de tan sólo 29 años de edad que presentaba un cuadro de parálisis cerebral, son el resultado de abusos similares.
Era obvio que los residentes de Willow Crest Manor estaban en inminente y grave peligro. El DPW (Departamento de Obras Públicas) ordenó que la totalidad de los pacientes (51), cuya mitad estaba conformada por ancianos y muchos de los cuales sufrían de enfermedades mentales, sean inmediatamente evacuados y reubicados.

Willow Crest Manor era sólo una de tantas instituciones similares en el área metropolitana de Philadelphia que estaban bajo escrutinio del DPW (Departamento de Obras Públicas).
Sin embargo, parece existir un vínculo común entre todas ellas: el dueño Annand P Mittal… se han encontrado serias violaciones en sus otras agencias (incluyendo Southampton Manor en el Condado de Bucks, y Diston Manor y Adelphia en Philadelphia) que han causado la revocatoria de sus respectivas licencias de operación.

La evidencia proveniente de otras partes del Estado y de todo el país demuestra con creces que no estamos ante un problema aislado. Un gran número de instituciones con fines de lucro manejadas por dueños o corporaciones privadas han sido el blanco de muchas críticas debido a las constantes quejas por negligencia y violaciones de los estatutos.
Afortunadamente, el Departamento de Obras Públicas ha hecho lo correcto, aunque ciertamente ya no está en sus manos remediar el daño causado por Willow Crest y otras residencias parecidas.

Si usted conoce a alguien que ha sido una víctima en el Willow Crest Manor o cualquier otra institución similar en Pennsylvania o New Jersey, no dude en contactarse con el Estudio de Abogados Mininno: hay caminos legales para ayudar a su familia.

Información de utilidad:

Descuido y Negligencia en el Cuidado de Personas Mayores

¿Están nuestros abuelos a salvo en las residencias? Se han denunciado violaciones de seguridad en el 94% de ellas

Más del 90% de los centros especializados en el cuidado de personas mayores ha sido reportado por violar los estatutos federales de salud y seguridad el año pasado y de ellos, las instituciones con ánimos de lucro eran las más propensas a presentar este tipo de problemas“, según informaron los investigadores federales en un artículo publicado por el importante diario New York Times.

El Departamento de Salud y Servicio Público ha encontrado que un porcentaje cercano al 94% de las residencias con ánimo de lucro, muchas de ellas dirigidas por grandes corporaciones, fue citado ante las autoridades pertinentes por incurrir en violaciones de seguridad. Esta cifra resulta totalmente atroz, considerando los millones de dólares que se embolsan estos centros anualmente.
Sólo en el año 2008, este tipo de instituciones cobró a las familias un promedio de $77,380 por una habitación y de $36,372 por derecho a asistencia personalizada en la sala de estar: con los costos incrementándose cada vez más, es inconcebible que se le brinde una pobre atención al paciente y que ocurran violaciones de seguridad con frecuencia.

Como si no fuese suficiente el hecho de que estos centros regidos por grandes corporaciones cobren tanto dinero por el pobre servicio que suelen ofrecer a los residentes, también tienen la costumbre de aumentar sus ganancias cobrando demás a los contribuyentes: el Inspector General del Departamento de Salud y Servicio Público declaró que había encontrado algunos casos en los que estas residencias cobraban a Medicare y Medicaid por servicios que, “no eran proveídos o eran tan increíblemente deficientes que denotaban su poco o nulo interés por la salud del paciente”.

Tomar la decisión de internar a un miembro de su familia en una residencia o en un centro especializado en el cuidado de personas mayores no es algo fácil, pero a menudo es necesario. Si actualmente usted tiene un ser querido en alguna de estas instituciones, le pedimos que se asegure de que una persona de confianza lo vigile permanentemente para que compruebe que se le está brindando la atención adecuada.

Nunca dude en preguntar al personal o staff a cargo de su familiar cualquier pregunta que tenga; demuéstreles que usted siempre está pendiente de lo que sucede. Es recomendable que apunte en un papel los nombres de los individuos con los que usted conversa: no deje que ellos le digan que se está preocupando demasiado. Cuando se trata del bienestar de un ser querido, nunca se es lo suficientemente precavido.

Finalmente, recuerde que la negligencia o abuso en el cuidado de personas mayores suele manifestarse de muchas maneras, algunas de las cuales pueden resultar un tanto complicadas de detectar.
Cada vez que visite a un familiar, asegúrese de revisar los siguientes puntos conversando con el personal de la institución y dando a conocer sus opiniones al respecto:

1. Asegúrese de que su familiar no presenta ningún signo de maltrato corporal que pueda haber sido causado por abuso del personal que lo tiene a su cargo.
2. Asegúrese de que se le está brindando la medicación apropiada y la nutrición necesaria.
3. Asegúrese de que el staff de la residencia monitoree a su ser querido frecuentemente en busca de cualquier complicación cutánea.
4. Asegúrese de que el personal que cuida a su familiar sea capaz de responder adecuadamente a cualquier situación de emergencia.

Si usted sospecha o es testigo de algún caso de abuso o negligencia médica, no olvide reportarlo inmediatamente a las autoridades pertinentes: en Pennsylvania, puede hacerlo a través de la página oficial del Office of Aging; en New Jersey, póngase en contacto con el Adult Protective Services.

Enlaces de utilidad:

Contacte a un Abogado de New Jersey especializado en Negligencia Médica
Abuso y Negligencia en el Cuidado de Personas Mayores

Clínica Mayo: síntomas y etapas de una escara o llaga de presión

Aprender a prevenir o descubrir una escara es una de las mejores maneras de ayudar a un ser querido que reside en un centro médico o de rehabilitación.
De no ser tratadas apropiadamente, las llagas de presión pueden ser fatales: en el mejor de los casos sólo causarán un enorme dolor y retrasarán el proceso de recuperación del paciente por semanas, sino meses.

En añadidura, la aparición de escaras suele ser a menudo un claro indicativo de descuido por parte del personal empleado en una residencia. Es por ello que usted debe buscar información y familiarizarse con los signos y síntomas de las llagas de presión de manera tal que pueda tomar acciones inmediatas, pues podría estar ante un caso de abuso o negligencia médica.

La Clínica Mayo pone a nuestra disposición la siguiente descripción de escaras o llagas de presión, así como las áreas comprometidas y complicaciones que éstas pueden acarrear:

Cualquier tipo de escara normalmente se encuentra en alguna de las cuatro etapas que mencionaremos a continuación, diferenciadas por su severidad.
La National Pressure Ulcer Advisory Panel, organización dedicada a la prevención y tratamiento de las llagas de presión, las ha clasificado del siguiente modo:

  • Etapa I: inicialmente, una escara aparece en forma de enrojecimiento continuo de un sector de la piel que puede originar escozor, doler, calentarse o sentirse un tanto diferente al tacto. En los latinos, morenos u otro tipo de gente cuyo color de piel es oscuro, la zona afectada puede parecerse a un trozo de yeso azul o púrpura, verse escamada o pálida. En este punto las heridas son superficiales y desaparecen poco después de que el paciente libera la presión de esa parte del cuerpo.
  • Etapa II: a estas alturas, el afectado ha perdido algo de piel ya sea en la epidermis (la capa externa de la piel), la dermis (la capa interna de la piel) o en ambas capas. La herida se presenta ahora en forma de llaga como si fuera una ampolla o una abrasión, y los tejidos circundantes pueden denotar una cierta decoloración roja o púrpura. Si esta complicación cutánea es tratada de inmediato, el paciente puede todavía recuperarse satisfactoriamente y en poco tiempo.
  • Etapa III: en el momento en que la escara llega a este punto, el daño ya se ha extendido a la parte del tejido que se encuentra debajo de la piel. Se crea entonces una herida profunda, parecida a un pequeño cráter.
  • Etapa IV: en la etapa más avanzada y seria, ocurre una gran cantidad de pérdida de piel junto con daño en el músculo, hueso, e incluso estructuras complementarias como tendones y articulaciones.Aquí, la curación completa de las heridas es un proceso sumamente complicado y puede derivar en infecciones letales para el paciente.

Si usted está postrado en una silla de ruedas, está más propenso a desarrollar una escara en las siguientes zonas:

  • Cóccix o nalgas
  • Omóplatos o columna vertebral
  • Parte posterior de sus brazos y piernas, que se apoyan en la silla para descansar.

Si usted está postrado en una cama, está más propenso a desarrollar una escara en las siguientes zonas:

  • La parte trasera o lateral de su cabeza
  • El borde de sus orejas
  • Sus hombros u omóplatos
  • Cadera, espalda baja o cóccix
  • La parte trasera o lateral de sus rodillas, talones, tobillos o dedos del pie

No olvide que, si usted ya ha leído la información detallada expuesta sobre escaras o llagas de presión, y cree que alguno de sus seres queridos puede estar siendo víctima de abuso o negligencia médica, puede llamarnos inmediatamente al número (856) 833-0600 en New Jersey o al (215) 567-2380 en Philadelphia.
También puede consultarnos gratuitamente su caso llenando el formulario ubicado en la esquina superior izquierda de esta página: uno de nuestros profesionales legales se pondrá en contacto con usted dentro de las 12 horas siguientes a la recepción de su consulta.

Cómo denunciar casos de negligencia o abuso hacia personas mayores en el Condado de Lehigh, Pennsylvania

Si usted sospecha o presencia algún hecho de negligencia o abuso en el cuidado de personas mayores que tiene lugar en el Condado de Lehigh, Pennsylvania, no dude en contactar a las autoridades pertinentes del mismo para presentar un informe al respecto.
Este enlace a su página oficial nos muestra un resumen de sus políticas de uso y nos brinda números telefónicos de contacto para denunciar el caso.

Protective Services Care Management se destaca por ser un importante proveedor de servicios relacionados con investigaciones e intervenciones para proteger la salud, seguridad y bienestar de aquellas personas que no se pueden proteger a sí mismas y que se encuentran en riesgo de inminente abuso, negligencia, explotación o abandono.
El departamento de recepción de reportes de cualquier caso de abuso está a su disposición las 24 horas del día: sólo tiene que ponerse en contacto con el Lehigh County Aging and Adult Services llamando al teléfono (610) 782-3034, o marcar el número que atiende situaciones urgentes de abuso o negligencia en el cuidado de personas mayores, el 1-800-490-8505.

Es de suma importancia reportar el caso de manera oportuna: las líneas están abiertas las 24 horas del día para recibir su información.

Además, el autor de las denuncias puede permanecer en el anonimato si así lo prefiere, y éstas pueden ser realizadas en beneficio de una persona mayor sin importar el hecho de que resida en la comunidad, en un hospital, en un asilo, o en un centro de cuidado para adultos.
A las personas que hacen este tipo de denuncias se les brinda protección legal contra represalias, discriminación, y persecución civil o criminal.

Los empleados y administradores de las residencias, centros de cuidado, asilos, personal médico a domicilio, etc. están obligados a reportar cualquier tipo de abuso.
Ahora bien, si el maltrato está relacionado con lesiones personales de gravedad, abuso sexual o muerte sospechosa, los reportes también obligan contactar a la policía y al Department of Aging de Pennsylvania.

Cada reporte de abuso recibido debe ser investigado para determinar si la persona afectada necesita ayuda o protección de cualquier tipo de maltrato, negligencia, explotación o abandono.

Para un mayor entendimiento sobre los alcances del maltrato a personas mayores visite la página oficial del National Center on Elder Abuse (NCEA), que es de mucha utilidad como recurso en lo que respecta a la prevención del abuso a los mayores.

Si usted necesita más información o consultoría legal en lo que respecta a casos de abuso o negligencia en el cuidado de personas mayores, póngase en contacto con nuestra oficina en Pennsylvania llamando al teléfono (215) 567-2380 o llene el formulario ubicado en la esquina superior izquierda de esta página: uno de nuestros profesionales se pondrá en contacto con usted dentro de las 12 horas siguientes a la recepción de su consulta.

Enlaces de utilidad:

Información sobre Escaras o Llagas de Presión
Descuido y Negligencia en el Cuidado de Personas Mayores