El traumatismo encéfalo craneano es un evento serio y algunas veces devastador que puede cambiar el curso de la vida de una persona para siempre. Una conmoción cerebral, aunque normalmente no muestra ningún síntoma, puede comportarse como un fiero catalizador de un traumatismo encéfalo craneano.
Las organizaciones deportivas profesionales se han visto forzadas a tomar precauciones extremas cuando los jugadores sufren de concusiones, y ahora, las fuerzas armadas tendrán que hacer lo mismo.

Precauciones relacionadas con Traumatismos Encéfalo Craneanos en la milicia

abogados new jersey philadelphia lesiones personales traumatismo encefalo craneano

Esta es una imagen de la actividad cerebral anormal luego de una concusión. Las señales rojas indican mucha actividad; las azules poca actividad.

Un artículo hecho por NPR el pasado jueves 12 de octubre reveló que Mike Mullen, Almirante de la Marina Estadounidense y actual presidente del The Joint Chiefs of Staff, ha ordenado que los soldados que estuvieron cerca de la explosión de una bomba sean separados del combate por lo menos durante 24 horas, y sean revisados para descartar un traumatismo encéfalo craneano.

La razón para ello es que la energía y ondas expansivas despedidas en una explosión pueden afectar el cerebro y causar daño, aún si por fuera todo se ve intacto.
Como se mencionó, las concusiones raramente presentan síntomas visibles, además de pupilas dilatadas. Por ello es imperativo que los soldados sean revisados para descartar conmociones cerebrales, pues éstas a menudo causan pensamientos confusos, lentos, e incluso irracionales.

El Director de Investigación del Cerebro de la UCLA, David Hovda, explica el por qué no tener las ideas claras en el campo de batalla es algo peligroso:

Si vas a tomar una decisión un tanto comprometida, probablemente necesitarás hacer algunos cálculos matemáticos y de otra naturaleza en tu mente, y esto podría acarrear muchos problemas si no son hechos correctamente”.

Hovda también explica que luego de una concusión el metabolismo en el cerebro es más lento, privando a las células de energía. El riesgo de que esta lesión se agrave es mucho mayor cuando los soldados deben regresar al campo de batalla luego de sufrir una conmoción cerebral…

Durante el tiempo en el que su metabolismo es alterado, el cerebro no sólo se vuelve disfuncional, también es extremamente vulnerable, así que si queda expuesto a otra lesión, por más ligera que ésta sea y que en condiciones normales no debería traer consigo ninguna complicación, ahora puede resultar prácticamente devastadora”.

Consecuencias del Traumatismo Encéfalo Craneano

Los efectos a largo plazo de concusiones múltiples son visibles en muchos de los soldados que han vuelto de Iraq y Afganistán en los últimos años.
El Marine Jake Mathers, de Monroe, Louisiana, sufrió varias conmociones cerebrales durante su estancia de 7 meses en Iraq. Todas las concusiones fueron a causa de explosiones de bomba que ocurrieron cerca a él: Jake nunca sufrió ninguna lesión física, pero ahora se da cuenta de que su memoria no es la misma…

Pierdo mi paquete de cigarrillos entre 3 y 4 veces al día, y salgo a comprar nuevos paquetes pues me olvido que los he comprado horas antes… a veces estoy conduciendo y de pronto me olvido de a dónde tengo que ir, o pierdo las llaves de mi coche, o mi celular”.

Mathers también padece de migrañas, pesadillas e insomnio.

Traumatismo Encéfalo Craneano: Estudio de Abogados Mininno

Un traumatismo encéfalo craneano puede alterar la vida, no sólo de la víctima, sino también de su familia y amigos.
Si usted o alguno de sus seres queridos ha sufrido por ello debido a la negligencia o descuido de un tercero, necesitará la ayuda de un abogado perteneciente al Estudio Mininno especializado en el tema.

Póngase en contacto con el Estudio de Abogados Mininno para una evaluación gratuita de su caso o llámenos sin costo alguno al (856) 833-0600 en New Jersey, o al (215) 567-2380 en Philadelphia.
Nuestros profesionales expertos en traumatismo encéfalo craneano trabajarán sin descanso hasta conseguir la compensación económica que usted se merece.