La trabajadora de una institución ubicada en North Bergen fue arrestada recientemente por cargos de abuso en residencias que podrían haber causado la muerte de una paciente de 87 años de edad. Julia C. Galván, de 59 años, fue acusada de agresión, abandono y negligencia: ya fue despedida de Harborage, arrestada, y puesta bajo una fianza de $5,000.

Otro caso de abuso en contra de los más indefensos

abogados abuso residencias new jersey philadelphia maltrato harborage julia galvan modesta alvarado

Julia C. Galván

La víctima del maltrato de Galván fue la interna de 87 años de edad Modesta Alvarado. El pasado 15 de enero, Galván decidió despertar a Alvarado propinándole bofetadas y golpeándola en la cabeza. Una vez que abrió sus ojos, le sopló bruscamente el rostro dos veces.
La Sra. Alvarado era una enferma terminal y se encontraba en estado de parálisis, por lo que no podía hacer absolutamente nada para evitar los abusos de los que era víctima: la única defensa que tuvo fue una pequeña cámara escondida dentro de un radio-reloj que, afortunadamente, captó todo el evento en video.

Frank Canella, teniente de la policía de North Bergen, comentó lo siguiente luego de ver las perturbadoras imágenes captadas:

Esta pobre mujer descansa en su cama, indefensa. No puede moverse. Uno puede observar reacciones que hace con el rostro, boca, y ojos cuando siente los soplidos. El video es horripilante y observarlo no fue tarea fácil para mí.

La policía hizo el arresto luego de recibir la cinta de video que la hija de la Sra. Alvarado pudo grabar en la cámara escondida. Por si esto fuera poco, también hay escenas en las que se ve a Galván quitándole la máscara de oxígeno de manera violenta, atacándola verbalmente, y más.
Las autoridades dicen que este execrable comportamiento no parece haber causado la muerte de la paciente, pero eso lo determinará la Oficina del fiscal del Condado de Hudson y emitirá los cargos que sean necesarios aplicarse en este caso.

Abogados de Abuso en Residencias de New Jersey y Philadelphia

El tratamiento que Julia Galván le dio a Modesta Alvarado fue, sin dudas, deplorable, pero lo peor es saber que este caso no es el primero ni el último de su clase: este tipo de abusos se dan mucho más a menudo de lo que imaginamos en las residencias de nuestra nación, y se deben tomar medidas drásticas y de urgencia para ponerles un alto.

Si usted o alguno de sus seres queridos es residente en alguna de estas instituciones o centros de cuidado, y tiene la más mínima sospecha de que el servicio que se le está brindando puede ser abusivo o negligente, póngase en contacto con el Estudio de Abogados Mininno para una evaluación gratuita de su caso o llámenos al (856) 833-0600 en New Jersey, o al (215) 567-2380 en Philadelphia.