La cirugía de labio leporino es un procedimiento muy serio que requiere de un planeamiento exhaustivo de parte no sólo del cirujano, sino también de la familia del recién nacido. Luego de una serie de consultas y exámenes, su médico de cabecera determinará si ésta es necesaria: le hará conocer los riesgos y beneficios inherentes, además de los pasos que deben seguirse antes de realizarla.
Para nadie es algo nuevo que los defectos de nacimiento causan complicaciones tanto al bebé como a la familia, y que el riesgo de que éstos degeneren en malformaciones se ve acrecentado si la futura madre consume Topamax durante el periodo de gestación.

Detalles sobre el proceso quirúrgico

abogados lesiones nacimiento new jersey philadelphia  detalles cirugia labio leporinoSerá necesario un completo repaso al historial y diagnósticos anteriores para evitar alguna reacción no deseada al consumo de medicinas que le serán dadas al bebé antes de la cirugía: la primera fase de ésta es la aplicación de la anestesia, la cual es necesaria para poner al niño en un estado de inconsciencia y evitarle dolor. La sedación podrá ser llevada a cabo de manera intravenosa o general, dependiendo de lo que su médico recomiende. Seguidamente, se hará una incisión a cada lado del labio leporino de tal modo que se puedan unir y coser para cerrarlo. Si el proceso de corte resulta exitoso la cirugía se completará y su bebé despertará cuando pase el efecto de anestesia.
Una vez que si hijo se reincorpore usted debe seguir al pie de la letra las instrucciones que le dará el cirujano para que la herida cicatrice correctamente. Hay medicinas que deben ser administradas de manera oral o directamente en la incisión para evitar cuadros de infección, y fortalecer la nueva formación. También se le proporcionarán restricciones específicas de alimentación.

Luego de la cirugía, es probable que se tenga que mantener al bebé controlado de forma permanente para impedir que se toque el área en donde se ha llevado a cabo la cirugía hasta que ésta cicatrice completamente. El proceso quirúrgico es el más usado para corregir este tipo de malformaciones, y dependiendo del éxito del mismo o del caso particular del niño, pueden haber algunos más por razones de salud o estéticas.

Abogados de Lesiones de Nacimiento en New Jersey y Philadelphia

Si su hijo ha llegado a este mundo presentando un defecto de nacimiento, como labio leporino o paladar hendido, y usted piensa que éste puede atribuirse al consumo de Topamax durante el embarazo, póngase en contacto con el Estudio de Abogados Mininno para una evaluación gratuita de su caso o llámenos al (856) 833-0600 en New Jersey, o al (215) 567-2380 en Philadelphia.