Muchas lesiones o defectos de nacimiento son actualmente atribuidas a negligencia médica. Es verdad, los doctores pueden no actuar tan rápido como la situación lo requiere, provocando con ello que el bebé llegue a este mundo víctima de una complicación que tendrá que enfrentar por el resto de su vida.
Sin embargo hay de los que ocurren dentro del útero, haciendo que sea imposible atribuirlos a mala práctica o descuido médico. Estos defectos tienen por lo general factores internos y externos que pueden jugar a favor o en contra de su formación: labio leporino y paladar hendido son dos de ellos que, como se dijo, no se dan por negligencia médica sino por causas distintas, algunas de las cuales pueden ser controladas.

¿Cuáles con las causas del Labio Leporino y/o Paladar Hendido?

abogados lesiones nacimiento new jersey philadelphia origen fisuras labio leporino tomapaxEmpecemos diciendo que la cara y el cráneo del infante se forman durante su estancia en el útero materno durante el primer trimestre de gestación. Normalmente, los tejidos que forman parte del paladar superior (arriba de la boca) y el labio se fusionan por completo: cuando esto no sucede, parcial o totalmente, nos encontramos con el temido agujero o forma abierta del labio, también conocida como fisura (o cleft en inglés).

Internamente, la genética puede jugar un rol importante en la formación y desarrollo de labio leporino o paladar hendido: estos genes pueden causar una fisura aislada sin ninguna consecuencia aparente o formar parte de otra complicación cuyos síntomas y efectos secundarios incluyan fisuras.
A menudo, un niño hereda genes que incrementan la posibilidad de que aparezcan estas temidas fisuras, y es el tipo de entorno en el que crecen el que puede convertirse en el detonante de su formación.

Externamente, es el comportamiento de la madre el factor que puede determinar si se forma una fisura o no. El feto que está expuesto a alcohol, drogas, humo de cigarrillos y ciertos tipos de infecciones, obviamente estará más propenso a llegar a este mundo con un cuadro de labio leporino o paladar hendido.
Por otro lado, recientemente se ha encontrado que Topamax, la medicina comúnmente consumida para tratar la epilepsia y combatir las migrañas, aumenta el riesgo de que estos defectos de nacimiento se originen durante el embarazo.

Abogados de Defectos de Nacimiento en New Jersey y Philadelphia

Si su hijo ha llegado a este mundo con alguna malformación o lesión de nacimiento, es probable que tenga muchas preguntas sobre sus derechos y posibilidad de sentar una denuncia dando vueltas por su mente, especialmente si se encuentra ante un caso de labio leporino o paladar hendido que cree está asociado con su consumo de Topamax cuando estaba gestando. Póngase en contacto con el Estudio de Abogados Mininno para una evaluación gratuita de su caso o llámenos al (856) 833-0600 en New Jersey o al (215) 567-2380 en Philadelphia.