Un jurado emitió un veredicto favorable para Amy Garcia, de 29 años de edad, cuyo abogado de negligencia médica pudo conseguir una compensación económica de $2.5 millones en la demanda contra el St. Joseph Mercy Hospital en Ann Arbor, Michigan. En el año 2007, García sufrió un aborto no provocado perdiendo a su bebé de sólo 14 meses. El doctor Norman Gove, su gineco-obstetra, le dijo que debía someterse a un proceso de dilatación y curetage (legrado), que no tuviera miedo pues era “un proceso rutinario” y que sería dada de alta “en apenas unas horas”…

El médico me aseguró que por tratarse de un procedimiento de rutina, no tomaría nada de tiempo ni habrían complicaciones”, declaró García.

Negligencia y falta de supervisión causa daño irrevesible a paciente

Abogados Negligencia Medica New Jersey Philadelphia Amy Garcia St. Joseph Mercy HospitalSin el consentimiento de García, un médico residente la sometió al mencionado procedimiento y dilató su cuello uterino, lo que terminó causando una perforación en el útero. El Dr. Gove no supervisó el estado del paciente durante el proceso. Cuando empezaron a sospechar que algo iba mal hicieron, uso de fórceps a través de la perforación del útero con el objeto de extraer algún objeto que se pudiera haber quedado dentro, pero lo que terminaron extrayendo fue un pedazo de intestino que se encontraba en el camino: como resultado del error, el recto y el intestino de García sufrieron una seria rasgadura. Luego de esto, la paciente requería con urgencia una ileostomía, para la cual se hizo una incisión en la superficie cutánea con el objeto de drenar los deshechos del intestino hacia una bolsa exterior. García llevó consigo esta bolsa durante tres meses: todavía en la actualidad sufre de dolor y tiene heridas internas que no cicatrizan.
Cuando se le preguntó si tenía conocimiento alguno de que un doctor residente iba a llevar a cabo el mencionado procedimiento, García respondió:

Cuando se decidió llevarlo a cabo, todo lo que sabía era que el Dr. Gove iba a estar a cargo del mismo. Estuve consternada al enterarme de que no fue él sino otro médico residente el que la hizo… ahora tengo mucho más cuidado cuando ellos se refieren a una operación como “procedimiento de rutina”, e invoco a todos que tengan mucho cuidado cuando se lo digan. Soy consciente de que los médicos residentes necesitan aprender mediante la práctica, pero no tienen ningún derecho de usarnos como conejillos de indias sin nuestro consentimiento… no creo que vuelva a someterme a una operación en lo que me queda de vida.

Abogados de Negligencia Médica en New Jersey y Philadelphia

Si usted o alguno de su seres queridos ha sido víctima recientemente de negligencia médica, es probable que desee hablar con alguno de nuestros profesionales en la materia. Por favor, póngase en contacto con el Estudio de Abogados Mininno para una evaluación gratuita de su caso o llámenos al (856) 833-0600 en New Jersey, o al (215) 567-2380 en Philadelphia.