Ruth Farrell era una bibliotecaria de 41 años de edad, oriunda de Connecticut, que ingresó en un centro sin fines de lucro ubicado en New Canaan, CT. Sólo una semana después de su llegada, en el mes de enero del 2002, Farrell se suicidó ahorcándose en el Silver Hill Hospital: éste se ha vuelto conocido por su célebre clientela, pero el estado en que se encontró al difunto hace cuestionarse si tanto la institución como su personal médico incurrieron en alguna falta.
Nuestros abogados especializados en negligencia médica aseguran que cuando un doctor no sabe ver con claridad el alto riesgo de suicidio en un paciente, y define un tratamiento de acuerdo a ello, el caso de negligencia se vuelve tan significativo como tantos otros que hemos visto ya en este espacio.

Artículo de prensa infunde prejuicios en los jueces

abogados negligencia medica new jersey philadelphia silver hill ruth farrell connecticutLa demanda, presentada por los deudos de Farrell, sostenía que tanto el hospital como el Dr. Shander habían incurrido en negligencia, pero los jueces del Tribunal superior de Justicia decidieron que ésta no había existido. Casi tres años después, una apelación pone fin a este veredicto basándose en que el juez había preguntado a los miembros del jurado si habían leído cierto artículo del New York Times antes de que diera inicio el proceso: el artículo en cuestión pudo haber afectado las emociones y creado prejuicios en ellos, lo que habría influido injustamente en la decisión tomada.

¿Pero de qué se trataba este artículo? Pues para empezar había sido escrito por David Kervick, quien conoció a Farrell cuando ambos eran pacientes del mismo centro, y que luego fue dado de alta como repentino heredero de la mitad de sus posesiones (valorizadas en aproximadamente $500,000). El artículo hacía algunas afirmaciones que ahora Kervick se ha encargado de negar categóricamente, pero que en su momento habrían hecho imposible que el jurado emitiera una sentencia justa e imparcial después de leerlo. Más allá de si éste influyó injustamente en el juicio original, el debate sobre si hubo en efecto mala praxis por parte del hospital y los médicos responsables sigue en pie.
Ahora el único deseo de los deudos es comprobar que Ruth fue atendida apropiadamente en la institución, y que su vida no llegó a un final prematuro debido a negligencia médica.

Abogados de Negligencia Médica en New Jersey y Philadelphia

Si usted o algún familiar se ha sometido a algún tratamiento médico y no ha quedado satisfecho con los resultados, pues piensa que durante en proceso se cometieron errores o eventos atribuibles a negligencia médica, necesita hablar inmediatamente con un profesional en la materia. Póngase en contacto con el Estudio de Abogados Mininno para una evaluación gratuita de su caso o llámenos al (856) 833-0600 en New Jersey, o al (215) 567-2380 en Philadelphia.
No deje pasar un día más. Busque justicia y obtenga la compensación económica que se merece.