En medio de todo el revuelo creado por la discusión de la famosa Reforma de Agravios (Tort Reform) y las recordadas “demandas frívolas” llega un estudio publicado por Public Citizen, una organización sin fines de lucro con sede en Washington D.C. que representa los intereses del consumidor. El estudio ilustra el decrecimiento en las compensaciones económicas relacionadas con negligencia médica desde 1999.
En el 2008, este número disminuyó hasta su punto más bajo desde la formación del National Practitioner Data Bank del gobierno federal, que viene revisando los pagos por negligencia médica desde 1990. 2008 fue el tercer año consecutivo en el que las compensaciones por negligencia médica tocaron fondo.

Desafortunadamente, la reducción de las compensaciones nada tiene que ver con el decrecimiento de los errores médicos y está muy relacionada al incremento de las víctimas que se quedan virtualmente desprotegidas. Esto también significa que cada vez hay menos incentivos para que los doctores y personal médico cometan menos equivocaciones. De acuerdo a un estudio publicado en 1999 llevado a cabo por el Institute of Medicine y titulado “Errar es Humano”, un estimado de pacientes entre 44000 y 98000 pierden la vida debido a errores médicos que pueden evitarse… y en ese mismo año, se llegaron a dar menos de 15000 compensaciones económicas. Estas cifras no incluyen el número de internos que sufrieron lesiones de consideración.
El enorme vacío entre víctimas y compensaciones ha crecido incesantemente desde 1999, y aún no existe evidencia de que se están tomando las medidas necesarias para solucionar el problema.

Con una serie de gráficos y tablas, Public Citizen demostró perfectamente la caída en las compensaciones económicas durante la década pasada. En cinco años, no se llegaron a dar la friolera de 3336 pagos por negligencia médica… algo que le vino muy bien a los responsables. Esto significa que mientras el número de víctimas aumentaba, el número de los pacientes compensados caía en picado.
Esto no debería sorprendernos: estudios realizados desde 1970 muestran los errores médicos superan enormemente a las demandas presentadas. Quizás estamos viendo todo este tema desde el ángulo equivocado: dado que los errores médicos son la base del problema, deberían tomarse las medidas necesarias para erradicarlos en vez de intentar reconsiderar el sistema de nuestra Tort Reform.

Es muy fácil mostrar nuestro apoyo por la Tort Reform culpando a nuestro sistema de salud y mostrando rechazo hacia casos de negligencia médica, pero la realidad es un tanto más complicada que eso. En el año 2006, los pagos realizados por este tipo de errores contabilizaron menos del 1% del costo por servicios médicos. 2006 es el año más reciente con toda la información necesaria para hacer este tipo de comparaciones.

La negligencia médica es un asunto muy serio y algo que afecta a los pacientes diariamente. Muchos doctores son bastante cuidadosos y se preocupan realmente por usted, siguen las reglas establecidas y previenen cualquier tipo de error.
Sin embargo, existe una minoría que no lo es tanto y suele ignorar los criterios que deben tomarse en cuenta para su atención. La misión de un abogado litigante es representar a las víctimas de negligencia médica y lograr la compensación económica que éstas se merecen.

Los abogados litigantes del Estudio Mininno le ayudarán a lograr la justicia que tanto añora. Si usted o alguno de sus seres queridos se ha visto envuelto recientemente en un caso de negligencia médica, debe tomar medidas inmediatamente. Si deja pasar dos años desde lo sucedido, ya no será posible delegar responsabilidades sobre los culpables.
Contáctenos o llámenos al (856) 833-0600 en New Jersey, o al (215) 567-2380 en Philadelphia.