abogados new jersey philadelphia negligencia medica descuido alexis richie ssm depaul center missouri

Alexis Richie (a la derecha) con su mentora, mostrando un helado que hicieron juntas en casa en el año 2005

El SSM DePaul Health Center ubicado en Bridgeton, Missouri, se encuentra involucrado en un terrible caso de negligencia médica luego de que tuviera lugar un evento atroz en octubre pasado: Alexis Richie, una adolescente de sólo 16 años de edad, paciente de la sala psiquiátrica del hospital, sufrió de asfixia y falleció mientras los cuidadores la sujetaban y sedaban boca abajo contra un mueble.

Alexis Richie era una niña acogida por este tipo de centros desde que tenía 7 años, que iba cambiando de familias adoptivas y residencias conforme pasaba el tiempo. Su problemático pasado incluye abusos sexuales y un intento de suicidio cuando tenía 11.
Alexis habría sido una chica propensa a la violencia, causando varias veces daño a otras personas. Fue admitida por el ala psiquiátrica del SSM DePaul Health Center el pasado 16 de octubre, luego de apuñalar con un lápiz a un profesor de la Residencia Evangélica para Menores.

Durante su décimo día de estancia en DePaul, Alexis era contenida y sedada frecuentemente. Sus continuos arrebatos ponían en riesgo su integridad y la de los demás pacientes. Una vez en terapia, ella era consciente de que tenía que ser así pues quería a toda costa regresar a su antigua residencia para su cumpleaños número 17.

La noche del 26 de octubre, un ayudante de nombre Leon Harriel ordenó a Alexis que se dirigiera a la sala de chicas para dormir, pero ella empezó a insultarle. En un momento se volvió difícil de controlar y violenta, y Harriel, junto con la ayuda de otro asistente, la sujetaron de los brazos y la llevaron a una reducida habitación en donde la pusieron boca abajo contra un sofá.
Alexis continuaba luchando contra ellos, y la enfermera Pam Wooten entró en el lugar con inyecciones de Geodon y Ativan. Wooten le inyectó los medicamentos y seguidamente se marchó dejando a los asistentes con ella. Harriel y Manetta le dijeron a Alexis que la soltarían si se calmaba, y en ese momento ella parecía haberse quedado sin fuerzas. Seguidamente, ambos asistentes se incorporaron y abandonaron la habitación: no se molestaron en tomarle el pulso o revisar su respiración, o incluso ayudarla para que se incorporara y quedara correctamente sentada en el sofá.

Minutos después, Wooten regresó y Harriel le dijo que Alexis se había calmado finalmente. Ella no entró nuevamente a la habitación para revisar cómo seguía. La enfermera a cargo del turno, Iris Blanks, se encontraba haciendo rondas y preguntando sobre el estado de Alexis. Harriel le dijo que se había quedado inconsciente luego de recibir las inyecciones sedantes.

Es cuando Blanks entra al cuarto, llama a Alexis por su nombre, y no obtiene respuesta alguna. Seguidamente le revisa los signos vitales… pulso débil, pupilas contraídas, sin reflejos. Se aterroriza. El equipo entonces intenta revivir a la adolescente, pero ya han pasado 12 minutos desde que se “quedó sin fuerzas”.
Era demasiado tarde. Alexis fue declarada oficialmente muerta a las 10:06 pm. Hasta el momento, no se han presentado cargos en contra de los cuidadores, pues la oficina del Fiscal General dijo que hubo “mucha gente involucrada como para determinar quién es responsable por este incidente“.

La respuesta al estado presentado por Alexis

La familia biológica de Alexis ha contratado a un abogado que se encuentra investigando el caso. Esta historia es un ejemplo de flagrante descuido y negligencia médica.
La respuesta de los cuidadores ante el estado de Alexis cuando Blanks la encontró fue simplemente espeluznante. Blanks debió empezar inmediatamente CPR (Resucitación Cardio-Pulmonar), pero en vez de eso abandonó la habitación para traer una linterna y una máquina medidora de presión sanguínea. Luego dejó al cuarto por segunda vez para traer un estetoscopio, y para pedir la ayuda de la enfermera Wooten. Ésta entró e intentó despertar a Alexis, quien para ese momento no respondía de ninguna manera.

Entonces se convocó un código azul en la enfermería, y un equipo de emergencia ingresó en la habitación. El médico a cargo tardó 9 minutos en insertar el tubo respiratorio a través de la garganta de Alexis. La respuesta de este equipo no fue para nada satisfactoria, e Iris Blanks fue despedida en el acto.

El SSM DePaul Health Center tiene mucho que hacer para asegurarse de que su personal está calificado y listo para manejar emergencias como ésta, y que es lo suficientemente competente para no provocarlas, tal como sucedió en el caso de Alexis.

Negligencia Médica en NJ y PA: Estudio de Abogados Mininno

En el Estudio de Abogados Mininno, los casos relacionados con descuido y negligencia médica son tomados con la mayor seriedad posible. Alexis no debió fallecer debido a la negligencia del personal a su cargo, que no vio necesidad de revisar su estado luego de someterla e inyectarle los sedantes mencionados.

Si usted o alguno de sus seres queridos ha resultado víctima de negligencia médica o descuido, no dude ni un minuto más en ponerse en contacto con el Estudio de Abogados Mininno para una evaluación gratuita de su caso. Nuestros profesionales especializados en este tipo de casos trabajarán sin cesar para obtener la compensación económica que usted se merece.
También puede llamarnos sin costo alguno al (856) 833-0600 en New Jersey o al (215) 567-2380 en Philadelphia.