En el 2003, el Gobierno de Texas aprobó la legislación conocida como Tort Reform concerniente a las demandas por negligencia médica dentro del estado. Esta nueva normativa limitaba los pagos por este concepto a $250,000 por proveedor, con un máximo de $750,000 en total. También condicionaba a que la negligencia cometida por el personal debía ser del tipo ‘willful and wanton’ para poder pedir una retribución por daños civiles.
En otras palabras, pusieron la vida de los pacientes en peligro con premeditación y alevosía.

Un abogado especializado en negligencia médica de San Antonio, Jon Powell, comentaba no hace mucho con respecto a este estándar ‘willful and wanton’:

Habría que ser guardia de algún campamento nazi para aplicar este concepto.

La restricción a la hora de delegar responsabilidades y los absurdos estándares a alcanzar están dejando a muchas víctimas en el aire y permitiendo que algunos doctores actúen de manera impune pues, en Texas, tener un caso por negligencia médica es casi imposible.

Negligencia médica e impunidad, de la mano en Texas

abogados new jersey philadelphia negligencia medica willful wanton tort reform connie spears texasConnie Spears, una mujer de 54 años con un largo problema de coagulación sanguínea, entró a la sala de emergencias del Christus Santa Rosa Hospital de San Antonio, Texas, quejándose de un severo dolor en una pierna. Luego de revisarla, fue dada de alta con un diagnóstico de ‘simple dolor bilateral’ y con la sugerencia de que consultara con su médico de cabecera.
Tres días después, la pierna de Connie estaba de color morado. Entonces una ambulancia la llevó a otra área del hospital en donde los doctores determinaron que un filtro que le había sido colocado en el corazón años atrás estaba obstruido, degenerando en la muerte del tejido de sus piernas así como en problemas renales. Semanas después, Connie despertó en una camilla y se dio con la sorpresa de que sus dos piernas le tuvieron que ser amputadas en aras de salvar su vida.

Lamentablemente, ella hasta el día de hoy no puede encontrar un abogado que tome su caso, pues no cuenta con ayuda legal en Texas. La negligencia es evidente, pero aún así los profesionales legales no confían su el sistema judicial de su estado debido a las nuevas reformas que la Tort Reform trajo consigo. Ellos también reclaman que el estándar ‘willful and wanton’ para negligencia médica permite que el cuidado de los pacientes sea cada vez más deficiente, y que podría convertir a Texas en el estado más peligroso de todo el país.

Abogados de Negligencia Médica en New Jersey y Philadelphia

La Tort Reform ha dañado significativamente la vida de las víctimas de negligencia médica y reducido su posibilidad de lograr justicia. Connie Spears tendrá que vivir el resto de su vida sin sus extremidades inferiores debido a un irresponsable diagnóstico, sabiendo además que debido a la legislación vigente en el estado de Texas, nunca podrá conseguir la compensación económica que necesita y a la que tiene derecho.

La negligencia médica afecta a muchos pacientes en Norteamérica, y las víctimas deben saber que cuando los doctores actúan irresponsablemente deben asumir su responsabilidad. Si usted o alguno de sus seres queridos se encuentra atravesando por una situación similar, por más simple que sea, póngase en contacto con el Estudio de Abogados Mininno para una evaluación gratuita de su caso o llámenos al (856) 833-0600 en New Jersey o al (215) 567-2380 en Philadelphia.
Deje que nuestro equipo de profesionales obtenga la compensación económica que usted y su familia se merecen.