Aquí en el Estudio de Abogados Mininno estamos totalmente abocados a la preservación del bienestar y seguridad en las residencias que brindan cuidado a personas mayores. Celebramos cualquier incursión tecnológica que pueda mejorar la calidad de vida de los pacientes en estos centros de cuidado. Todo lo que estas instituciones puedan implementar que ayude a prevenir la formación de escaras, las caídas y demás, es algo que nuestra firma apoya.
Por tanto, publicamos este artículo que habla de un nuevo avance tecnológico que podría terminar con las complicaciones derivadas de la incontinencia.

El producto, desarrollado en Australia y orientado al manejo de la incontinencia, podría cambiar el cuidado que se les brinda a los pacientes. Simavita, “una compañía fundada para desarrollar soluciones que mejoren la calidad de vida en todo el mundo”, ha estado trabajando en este producto por los últimos diez años.
El “SIMsystem” es algo que revolucionará la manera en que el personal médico maneja el cuidado de pacientes con incontinencia. SIMSystem, o Smart Incontinence Management System, tiene cuatro objetivos:

1. Disminuir el tiempo que los pacientes usan ropa interior sucia.
2. Disminuir el tiempo que los encargados emplean en el manejo de incontinencia.
3. Usar los datos recopilados por el SIMSystem para programar el uso de los servicios higiénicos y así prevenir complicaciones por incontinencia.
4. Disminuir los costos derivados de este problema para las instituciones.

El producto es, en términos simples, un par de calzoncillos electrónicos. Debajo de una parte desechable hay un sensor que mide la frecuencia y el nivel de incontinencia. A la larga, el uso de este sensor es imperativo para prevenir complicaciones por incontinencia.
La totalidad de este sistema funciona a través de un proceso de 4 pasos:

1. La situación de incontinencia es registrada por el SIMbox.
2. La situación es grabada en la computadora en el momento que ocurre.
3. La persona encargada del cuidado es notificada a través de la intranet de la institución, con un mensaje de texto a su teléfono móvil o a su bíper.
4. La persona encargada procede a realizar el procedimiento requerido, y éste queda grabado en el SIMbox.

El presidente de Simavita, Phillip Lewis, dice al respecto:

El manejo de la incontinencia es un punto clave del cuidado de personas mayores en el que la tecnología puede ayudar. Nosotros desarrollamos el SYMsystem para proveer mayor comodidad y más dignidad a los mayores mientras apuntamos a disminuir significativamente los costos asociados para las instituciones que se ocupan de ellos”.

Cuando se le preguntó sobre la seguridad del producto, Lewis lo catalogó como “completamente seguro”, empleando muy poca corriente eléctrica así como la tecnología ‘wireless’ normalizada para prendas de vestir. Algunas personas negativas han comentado sobre la ética de este nuevo invento, aduciendo que una parte de este sistema supone una invasión de la privacidad que disminuye la dignidad de la persona en vez de aumentarla.
Sin embargo, a la larga, el poder terminar con las complicaciones derivadas de la incontinencia y por tanto darle al paciente una cierta sensación de libertad hace mucho más en aras de su dignidad.

La incontinencia es un problema que emplea mucho tiempo del trabajo de los cuidadores. A menudo éstos tienen que revisar al paciente más de diez veces al día. El SYMsystem reducirá enormemente este tiempo, por lo menos a la mitad, de modo que se puedan atender otras necesidades con mayor cuidado.
Con esta nueva tecnología, solamente usada –de momento- en instituciones australianas, la calidad de vida de los pacientes de avanzada edad se incrementará de manera gradual.

Aún no se sabe cuánto tiempo tardará en usarse el SIMsystem en todo el mundo, pero esperamos que sea pronto. Muchos de nuestros ciudadanos mayores están siendo víctimas de su propia incontinencia y de personal que no les provee la atención ni cuidado necesario.
Si usted o alguno de sus seres queridos ha pasado por este tipo de negligencia en un centro de cuidado o residencia, necesita nuestra ayuda. Un experimentado abogado de New Jersey le ayudará a recibir la compensación que merece. Contáctenos para una evaluación gratuita de su caso o llámenos al (856) 833-0600 en New Jersey, o al (215) 567-2380 en Philadelphia.