Abuso en Residencias - Karen Manson Havenwood Milwaukee

Havenwood Rehab Center fue cerrado en Julio del 2005 luego de descubrirse flagrantes casos de abuso y negligencia.

El pasado viernes 21 de mayo, Karen Manson (57), la ex-Directora Ejecutiva del Centro de Cuidado y Rehabilitación Havenwood en Milwaukee, Wisconsin, fue sentenciada a dos años en prisión y tres de libertad condicional por evasión de impuestos.
La residencia de 315 camas, de la que ella era directora ejecutiva, administradora, y dueña en parte, ha permanecido cerrada desde el mes de julio del 2005, fecha en que los inspectores tomaron esta decisión luego de descubrir flagrantes casos de maltrato, abuso y negligencia médica: algunos de éstos incluían desde negarse a bañar a los pacientes o no asear convenientemente las sábanas hasta un interno que se suicidó saltando del tercer piso, algo que probablemente pudo haberse evitado si el staff se hubiera dignado a reportar sus intentos previos de suicidio.

Durante la era de Mason en Havenwood, se supo que se adueñó del dinero del seguro de uno de los residentes, de una de las cuentas 401(k) de un empleado, y de las cuentas de banco asociadas con la institución. Las investigaciones policiales aseveran que en total se terminó llevando un poco más de un millón de dólares, dinero que fue totalmente destinado a sus gastos personales: muebles, alfombras, joyas, coches, tickets para eventos deportivos y musicales, vacaciones, membresía de un prestigioso club local, y la boda y luna de miel de uno de sus hijos.

Manson: Culpable de Abuso en Residencias

Mason fue sentenciada en el 2008 a 15 meses de pena privativa de la libertad en la Correccional de Milwaukee, luego de ser encontrada culpable de delitos graves de robo y abuso de un paciente derivando en daño físico. La sentencia también obligaba a que Manson devolviera $20,696 a la cuenta 401(k) de uno de los empleados de Havenwood, y $64,435 a otra cuenta del banco local.
Las investigaciones por evasión de impuestos determinaron que en el 2004, Mason se adueñó de $642,000. De este total, $212,000 fueron tomados del salario de los empleados de la residencia y el resto fue robado. La acusada no pagó impuestos en ninguno de los casos.

Mason estaba tan ocupada robando de su propia compañía y viviendo su fastuosa vida, que se olvidó por completo de asegurarse que los residentes de su institución recibieran el cuidado apropiado.
Las inspecciones realizadas por el Deparment of Health and Family Services de Wisconsin cerró el centro al encontrar “condiciones extremadamente graves” dentro de él, que ponían en riesgo la salud y seguridad de los residentes. Además, sus mismos empleados la señalaron como responsable de fraude.

¿Víctima de Abuso en Residencias? Permítanos ayudarle

El abuso en residencias es un problema muy serio en centros e instituciones dedicadas al cuidado de pacientes de edad avanzada, y como acaba usted de leer, abuso no siempre quiere decir maltrato físico: en el caso de Havenwood estaba relacionado con robo y fraude.

Si usted o alguno de sus seres queridos ha sido víctima de abuso o negligencia médica, necesitará la asistencia de un abogado especializado en abuso en residencias.
Los profesionales del Estudio de Abogados Mininno están a su disposición y le ayudarán a conseguir la compensación que usted merece. Contáctenos para una evaluación gratuita de su caso o simplemente llámenos al (856) 833-0600 en New Jersey, o al (215) 567-2380 en Philadelphia.