Algunas veces, las soluciones más simples están justo “bajo nuestras propias narices”. El riesgo de infección es uno de los más comunes y mejor conocidos asociados con cualquier cirugía. Por años, los hospitales y su personal vienen evaluando formas de reducir el riesgo de infección y erradicar las bacterias y microorganismos que parecen pulular en los hospitales y quirófanos.

Hasta ahora, esos esfuerzos han reducido levemente la tasa de infecciones luego de una cirugía. La bacteria ‘staph’ ha sido particularmente problemática.

¿Cómo podemos reducir el riesgo de infección?

Los estudios muestran que la bacteria ‘staph’ constituye la causa más común de las infecciones luego de una cirugía. Actualmente, los investigadores han descubierto un método fácil y seguro para reducir estas complicaciones entre un 40 y 60 %.
Estos hallazgos, publicados en la edición del 7 enero pasado del New England Journal of Medicine, revelan que asear a los pacientes con antisépticos seguido de la aplicación de una pomada bajo prescripción en las paredes nasales reduce enormemente el promedio de infecciones debido a la ‘staph’ luego de una cirugía.

¿De verdad reduce el riesgo de infección?

Por lo menos, ya contamos con una solución simple para este complicado problema. Tenga siempre en cuenta que los pacientes deben ser sus propios “guardianes de seguridad”.
Eleve la voz para defender su salud. La próxima vez que usted o uno de sus seres queridos se someta a un procedimiento quirúrgico, exija a su cirujano una limpieza exhaustiva y un espray nasal. El riesgo de que sufra de infección se reducirá considerablemente.

Si el cirujano no está de acuerdo con su sugerencia, usted debe buscar a un nuevo doctor. Está en todo su derecho. Mejor aún, imprima esta información y el artículo mencionado por el New England Journal of Medicine y déselos a su cirujano. Si lo hace, probablemente accedan a darle el aseo apropiado y el inhalador.

¿Qué debo hacer si sucede lo peor?

Esperamos que su cirugía sea todo un éxito y esté libre de infecciones. Pero, si algo va mal durante los compases posteriores a la misma, llame a uno de nuestros abogados de New Jersey especializados en negligencia médica para formularle sus preguntas sobre errores y complicaciones quirúrgicas.

Usted y sus seres queridos se merecen el mejor de los cuidados y la mayor seguridad. Los experimentados profesionales del Estudio de Abogados Mininno están siempre a su servicio. Llámenos al (856) 833-0600 en New Jersey o al (215) 567-2380 en Pennsylvania.