¿Son las residencias lugares seguros?

Si usted está considerando la posibilidad de ingresar a un ser querido en una residencia, debería preguntarse lo siguiente: ¿las residencias son lugares seguros? La respuesta es sí y no: nos gustaría creer que todas las residencias ofrecen la misma calidad de cuidado y atención pero, lamentablemente, nuestra experiencia y las estadísticas demuestran que no es verdad.
Algunas residencias son más seguras que otras – pero ninguna de ellas es verdaderamente segura porque usted está confiando la vida de su ser querido al cuidado de extraños que trabajan en estos centros.

De acuerdo a un artículo publicado por la American Psychological Association’s Office on Aging, “cada año en Norteamérica, un estimado de 2.1 millones de personas mayores son víctimas de abuso físico o psicológico, o de negligencia. Según las estimaciones de los expertos, por cada caso de maltrato y negligencia en el cuidado de personas mayores que se denuncia a las autoridades hay cinco que permanecen en la oscuridad”.
Esta es una estadística terrible.

¿Por qué no son seguras las residencias?

Algunas residencias no lo son debido al maltrato de personas mayores, abuso y negligencia. ¿Por qué suceden estas cosas? Primero, recuerde que la mayoría de estas instituciones son administradas por entidades con fines de lucro. Mientras menos tengan que pagar a su personal, más dinero se llevarán sus accionistas.

Hablando exclusivamente del staff, a continuación algunas razones que motivan esta triste realidad:

1. No hay suficientes empleados – Sólo uno menos en el staff implica mayores beneficios.
2. Empleados no calificados – Menos experimentados significa menores sueldos, y por tanto mayores beneficios.
3. Empleados explotados – Cuando el personal debe trabajar más de lo normal, no está en sus cinco sentidos a la hora de ofrecer cuidado a los pacientes.
4. Empleados mal pagados – Cuando los miembros del staff ganan el sueldo mínimo, pierden interés en su trabajo.
5. Empleados estresados o frustrados – Los factores mencionados arriba afectan incluso a los trabajadores más dedicados y preocupados.

Una residencia administrada por una corporación es manejada con dinero. Las ganancias de ésta aumentan en cada dólar que pueden ahorrarse en el número y calidad de sus miembros. Estas son sólo algunas respuestas a la pregunta “¿las residencias son lugares seguros?”. ¿Se le ocurre alguna otra?

¿Qué debo hacer si sospecho de algún abuso?

Contactar inmediatamente a uno de nuestros abogados especializado en maltrato en residencias.
En el Estudio de Abogados Mininno, contamos con experimentados profesionales en leyes que están a su disposición. Nuestros abogados especializados en maltrato en residencias están bien familiarizados con este tipo de casos. Ellos pueden ayudarle en todo lo que necesite.
Contáctenos gratuitamente mediante el formulario, o llame al (856) 833-0000 en New Jersey o al (215) 567-2380 en Pennsylvania.