Como abogados especializados en maltrato y abuso en residencias, sabemos que una de las maneras más efectivas de cara a su prevención es ser convenientemente entrenado en el cuidado y atención de necesidades de los pacientes: cada uno de ellos supone un caso único y requiere de la elaboración de un plan de acción personalizado, sobre todo en los que por su estado son más susceptibles a desarrollar escaras o llagas de presión.
Reiteramos una vez más que la prevención es la mejor medicina contra estas terribles complicaciones cutáneas.

Prevención de Escaras: Tip #13

abogados abuso residencias escaras new jersey philadelphia programas educacionalesComo ya dijimos, un modo de prevenir que las escaras se desarrollen es brindar un entrenamiento apropiado al staff de la institución: los programas educacionales relacionados con escaras o llagas de presión deberían ser obligatorios tanto para empleados de cualquier nivel contratados por la residencia como para los familiares de los internos, de modo tal que estos últimos puedan asegurarse de que su ser querido está recibiendo un servicio de calidad.

Además, temas ya desarrollados en este espacio como una buena nutrición, hidratación y la necesidad de reposición constante, deberían también ser impartidos junto con el estudio de las necesidades específicas de cada paciente: una gran parte de los riesgos asociados con escaras pueden ser prevenidos estudiando cada caso por separado.
Este estudio, por ende, puede usarse como herramienta de aplicación periódica para asegurarnos de que nuestro familiar no está siendo objeto de abuso o negligencia, así como para comprobar que todas sus necesidades están siendo atendidas: este continuo entrenamiento del staff de una residencia realmente puede hacer la diferencia en el siempre difícil camino de evitar la formación y desarrollo de escaras o llagas de presión.

Abogados de Abuso en Residencias de New Jersey y Philadelphia

Al igual que cualquier persona, su ser querido merece el mejor cuidado y atención que una residencia puede ofrecer. Muchas familias como la suya pagan una gran cantidad de dinero para ello, y depositan todas sus expectativas y confianza en el personal de una institución cuando sus familiares ya no pueden valerse por sí mismos.
Por tanto, resulta inaceptable desde cualquier punto de vista que los residentes de uno de estos centros de cuidado presenten cualquier tipo de complicación cutánea evitable.

Si usted o alguno de sus seres queridos ha recibido un mal trato o ha sido víctima de la negligencia de aquellos que supuestamente debían cuidarlo, póngase en contacto con el Estudio de Abogados Mininno para una evaluación gratuita de su caso o llámenos al (856) 833-0600 en New Jersey, o al (215) 567-2380 en Philadelphia.
Deje que nuestro equipo de profesionales haga defender sus derechos y obtengan la compensación económica que usted y su familia merecen.