Abogados New jersey Productos Defectuosos explosion british petroleum

Deepwater Horizon, pozo petrolífero defectuoso de British Petroleum, causa una explosión que mata a 11 personas y la peor fuga de crudo en la historia de Estados Unidos.

Los productos defectuosos son peligrosos y suponen una constante amenaza a la vida de las personas que los manipulan. Los errores cometidos a la hora de su diseño, fabricación, o de someterlas a pruebas de seguridad se han cobrado varias vidas: cunas, juguetes, coches, e incluso ropa. Los fabricantes de aquellos productos defectuosos que causan lesiones o muerte deben asumir sus responsabilidades, algo que ciertamente debe aplicarse a los directivos de la British Petroleum (BP).

Se ha dado a conocer que la negligencia y deseo de ahorrar dinero que ha tenido BP en conceptos de minuciosidad y seguridad han sido los causantes de la explosión en la torre de perforación transoceánica Deepwater Horizon, en la que murieron 11 trabajadores y que fue la causante de la mayor fuga de petróleo en la historia de Estados Unidos: BP redujo el presupuesto en 5 áreas cruciales de preparación para ahorrar tiempo y dinero.

Esta reducción no hizo más que costarle a la compañía más dinero, tiempo, y sobre todo, muchas vidas. Los legisladores encontraron defectos en el diseño del pozo petrolero realizado por BP, en el proceso que usaron para preparar un hoyo que liego iba a ser sellado: su decisión de no realizar los test de seguridad a una cantidad importante de cemento sellador, el uso de barro para sacar el gas del pozo, y la eliminación de un paso final para sellar el mismo.

Las cinco áreas defectuosas

Diseño del pozo petrolífero

Cinco días antes de la explosión, había cerca de 1200 pies del pozo que necesitaban ser asegurados. El método correcto que debería haberse usado es el que se conoce como ‘tieback liner’: esto habría supuesto la instalación de múltiples barreras que hubieran bloqueado el flujo de gas causante de la explosión.
BP decidió que este método era demasiado caro y tedioso. En vez de eso, usaron otro llamado ‘long string casing’ que les ahorró 3 días y 10 millones de dólares. Con este último se selló el pozo sólo en dos puntos, algo que obviamente no ofrecía la misma protección contra explosiones.

Centrado de la cubierta

El centrado de la cubierta del pozo reduce el riesgo de formación de canales que podrían causar el flujo de gas hacia la superficie. El 15 de abril, BP informó que se habían usado 6 ‘centralizadores’ en el pozo, cuando lo necesario era la implementación de 21. Los inspectores emitieron sus observaciones pero BP decidió hacer caso omiso.
El 18 de abril, un representante de la entidad fiscalizadora llamado Jesse Gagliano reportó que “había un serio y severo problema de flujo de gas en el pozo”.

Adhesión del cemento

El test de adhesión del cemento evalúa la integridad del sello. BP dejó de hacerlo antes de que sucediera la explosión. Los legisladores aseveraron que no haber hecho esta prueba “podría haber obedecido a la intención de ahorrar tiempo y dinero”. Hacer el test hubiera costado $128,000 y cancelar la obra alrededor de $10,000.
Gordon Aaker, un analista-consultor de fallas y servicios de ingeniería LLP de Houston, concluyó que fue “algo inaudito” no hacer esta prueba y calificó la decisión de BP como “terriblemente negligente”.

Circulación del barro

Una práctica recomendada y enormemente usada es rellenar un pozo con barro pesado durante el proceso de perforación antes de aplicar el cemento. Esta operación tarda alrededor de 12 horas y permite a los trabajadores revisar fugas de gas y eliminar desechos. BP también decidió eliminar este procedimiento.

Lockdown Sleeve

Una ‘Lockdown Sleeve’ es una pieza de equipo que retiene la cubierta del pozo en su sitio. Ayuda a prevenir el movimiento de la misma por la parte superior del pozo y el escape de gas. Representantes de las entidades fiscalizadoras afirmaron que eliminar este paso fue un error fatal por parte de BP.

¿Se ha visto afectado por un producto defectuoso?

Estos cinco errores graves han causado un gran perjuicio a la Costa del Golfo y una gran pérdida a las familias de los 11 trabajadores que fallecieron en la explosión. Y todo para que BP pudiera ahorrar algún dinero.
Si usted o alguno de sus seres queridos se ha visto perjudicado por la adquisición o manipulación de un producto defectuoso, no deje que el fabricante se salga con la suya: póngase en contacto con el Estudio de Abogados Mininno para una evaluación gratuita de su caso o llámenos al (856)833-0600 en New Jersey, o al (215) 567-2380 en Philadelphia.